Malestar por las inoportunas obras en la guardia de "Mi Pueblo"


El mandatario comunal exhibió su malestar ante los miembros del gabinete municipal debido a las demoras en la restauración de la sala destinada a emergencias dependiente de la gobernación provincial.

“Dejaron a los vecinos sin asistencia médica. Interrumpieron el funcionamiento de la guardia por reformas edilicias sin pensar en una alternativa para derivar a los pacientes. Además, eligieron la peor época: meses donde históricamente registraron el aumento de las infecciones respiratorias”, enfatizó Julio Pereyra tras examinar junto a sus Secretarios los inconvenientes generados por la reestructuración del ámbito para atender urgencias perteneciente al Hospital “Mi Pueblo”.

El Intendente calificó como “improvisados” los trabajos sobre la infraestructura del sanatorio. “Perjudicaron a los varelenses por los daños en el sistema sanitario. Me asombró la inoperancia de la Ministra de Salud bonaerense, el Director Regional de Sanidad y el Titular del nosocomio. Ocasionaron una situación grave en un municipio de diferente color político. Seguramente, si pasaba en un distrito gobernado por ellos intervenían pronto”, remarcó.

El Secretario de Salud, Mario Rodríguez, destacó las buenas intenciones del proyecto para la ampliación del lugar pero señaló las deficiencias en un área colapsada por la demanda. “Alojaron a ciudadanos con cuadros críticos en una sala común cuando requerían permanencia en terapia intensiva”, describió. Luego, alertó sobre la “ineficiencia de la red provincial” y “la ausencia de respuestas desde el efector nacional”. 

En consonancia, el Secretario de Gobierno -Andrés Watson- insistió en el peligro de debilitar la respuesta de los servicios. “Nunca pensaron en la gente y su contención, especialmente en los afectados por enfermedades crónicas. Debemos evitar el fallecimiento de personas por una obra totalmente inadecuada en sus procedimientos”, afirmó.

El Secretario General de Administración y Fiscalización -Daniel González- agregó: “La falta de sensibilidad para aprobar modificaciones en un ámbito destinado a resolver urgencias durante una temporada difícil sobrecargó el sistema. Tenemos ambulancias pero no disponemos de un lugar donde alojar a los enfermos”.

Falencias en la junta evaluadora para asignar el certificado único de discapacidad

El Jefe Comunal y sus funcionarios analizaron la supresión de la Junta Evaluadora que funcionaba en el Hospital “Mi Pueblo” como segunda instancia para aprobar la obtención de la asignación para personas discapacitadas.

La comuna creó siete asambleas, instalándolas en diferentes puntos del distrito para garantizar el acceso al beneficio. Quienes no completaban el porcentaje imprescindible para integrar el programa, tenían una segunda oportunidad en el comité que funcionaba en el policlínico provincial.

“Suprimieron la posibilidad de un nuevo examen. Para obtenerla, obligaron a los varelenses a trasladarse hacia Esteban Echeverría para requerirla. De ese modo, impidieron la incorporación de muchos discapacitados al sistema”, reveló la Secretaria de Desarrollo Social, Adriana Alonso.

Deterioro del Plan Remediar

La provisión gratuita de medicamentos a través de la iniciativa con cobertura nacional experimentó una merma significativa. En la localidad, registraron 80 mil tratamientos menos y los vecinos costearon el valor con dinero de su bolsillo o recibieron un respaldo desde el municipio.   

“Exigimos a las autoridades provinciales y nacionales la asistencia inmediata a Florencio Varela. Estamos en un distrito con una población cuya situación socio-económica es delicada y comenzará a padecer perjuicios en su salud por cuestiones coyunturales o consecuencias derivadas de decisiones erróneas en las políticas públicas”, resaltó Rodríguez.