Estela de Carlotto honró la memoria en el programa de Derechos Humanos de la UNAJ


La Casa de Altos Estudios recibió a Estela de Carlotto, presidente de la asociación “Abuelas de Plaza de Mayo” y activista en las causas sociales, en el marco del acto de presentación del programa de Derechos Humanos de la Universidad Nacional Arturo Jauretche.

“Estoy muy feliz de estar acá por primera vez, es mi bautismo en este sitio de la sabiduría”, inició su relato Estela y destacó el hecho de que su presencia tuviera lugar “en una fecha tan grata como es el inicio de un proyecto importante para la memoria”.

El auditorio escuchó en un completo silencio las vivencias narradas por una mujer, que al perder a su hija durante la última dictadura militar, y no poder dar con el paradero de su nieto, ella y otras tantas, iniciaron la búsqueda incesante de sus seres queridos y se transformaron en Abuelas de Plaza de Mayo.

A modo de conclusión, señaló que su objetivo principal es “saber que dejé algo, saber que hice algo. Y decirles que cuenten con nosotros, que vamos a estar siempre mientras estemos de pie, y el día que no estemos, de alguna estrellita, señales les vamos a mandar. Por ahora, nunca más”.

En la ocasión, el jefe comunal a cargo, Andrés Watson remarcó la importancia de tener a un emblema de la lucha por la verdad y la justicia en la universidad y expresó: “Es un placer haber recibido a Estela, tiene una sabiduría y una genialidad admirable, además de ser un ejemplo a seguir de lucha incansable. Te genera más fuerza, sus palabras te llegan”. En tanto destacó la labor de aquellos que “permitieron la puesta en marcha del programa, para que los alumnos se interioricen sobre sus derechos y los valores que construyen la democracia", finalizó.

Ernesto Villanueva, rector de la UNAJ se dirigió a Carlotto: “Te quiero agradecer en nombre de todos los presentes. Sos una verdadera guía, que nos va a seguir iluminando en todo lo que hagamos, en el sentido de saber qué es lo correcto y hacia dónde queremos ir”.

Finalmente, Yiya Logiurato, representante de H.I.J.O.S. Provincia de Buenos Aires e integrante del Programa de DDHH UNAJ estuvo presente y se refirió al legado que le dejó su padre, “el amor al pueblo, por una patria justa, libre y soberana. El amor nos une y nos hace sentir hermanos”, por lo tanto, “cada vez que se recupera un nieto, nosotros recuperamos un hermano”.

En el recinto estuvieron presentes diversos sectores de la comunidad educativa, y representantes de instituciones sociales de distintas localidades, que brindaron presentes y reconocimientos a la figura de Estela de Carlotto.